Publicado el Deja un comentario

La escuela no define el éxito de tu hijo

 

Aunque el desarrollo intelectual de tus hijos es sumamente importante, a muchos niños no les resulta fácil expresarse en público debido a su timidez. Y el no manejar de manera adecuada  dicha emoción puede llevar a la frustración y que pierda su interés por estudiar. Esta situación se repite en una gran variedad de escenarios donde su desarrollo académico se ve opacado por su poca formación en el entendimiento y manejo de sus emociones.

Actualmente el aprendizaje que damos a nuestros hijos sobre la inteligencia emocional es mínimo, a pesar que su enseñanza está directamente relacionado con el logro de sus aspiraciones y la superación de los problemas que surgen normalmente en la vida cotidiana. Entrevistas de trabajo, decepciones amorosas y problemas con algún profesor de la universidad, son escenarios comunes para los jóvenes y adolescentes que les resultan realmente desafiantes a pesar de contar con una formación académica formidable. Dado que sus emociones son los que los dominan en dichos momentos y no su conocimiento en asignaturas.

Como padres debemos guiar a nuestros hijos en el aprendizaje de la inteligencia emocional con el mismo esmero que nos preocupamos por que alcancen los mejores puntajes en sus evaluaciones de matemática o historia.

Por lo anterior también deberemos formarnos en el manejo de la ira, la depresión, la euforia y numerosas emociones incluidas en el estudio de la inteligencia emocional y temas relacionados que en este blog podrás encontrar. Te sorprenderá la cantidad de beneficios que traerá a tu vida y transmitirás de una manera más orgánica a tus hijos

El éxito de tus hijos y por ende su felicidad aunque parezca impresionante, radica en mayor medida en su habilidad para usar sus emociones a su favor en determinadas situaciones, y su enseñanza desde los primeros años puede darles una mayor ventaja que una escuela sofisticada o refuerzos escolares.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.